Mostrando entradas con la etiqueta ANECDOTAS GASTRONOMICAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ANECDOTAS GASTRONOMICAS. Mostrar todas las entradas

miércoles, 11 de junio de 2014

El Edén de la Sapidez "Evento Showcooking de AOVE"

cocina como en tu casa
Desde hoy colaboramos con la firma "El Edén de la Sapidez" especialistas en Aceite de Oliva Virgen Extra, realizando con ellos eventos de showcooking y catas de AOVE.

El Edén de la Sapidez te anima a participar en su segundo evento patrocinado dónde unimos Gastronomia, Cocina y Salud.

Ven con nosotros a conocer los aceites de oliva virgen extra 5 elementos, recientes ganadores de varias medallas de oro en el New York international olive oil competition. Además te ofreceremos una cata comentada con sus tres aceites, cornicabra, picual y “secret blend”. Te desvelaremos cuales son las claves para llevar una alimentación saludable y además hablaremos de los beneficios del aceite oliva virgen extra.

Cocinaremos varios menús degustación de platos fríos y calientes con los aceites de oliva virgen extra como protagonistas y te sorprenderás de cómo un buen aceite puede potenciar el sabor de los platos.

Contaremos con la visita de Juan Luis Royuela, maestro quesero propietario de la quesería “La Cabezuela”. Tendremos el placer de degustar sus quesos hechos de manera artesanal.

Posteriormente el chef José Luis Adan, nos deleitará con un menú degustación de platos fríos y calientes con los aceites de oliva virgen extra como protagonistas. Más informacion aquí.

Todos los platos se acompañarán de buenos vinos blancos y tintos de la mano de VIHUCAS, con una nueva línea de productos.

¿DÓNDE? 

El lugar del evento transcurrirá en “SPAZIO”, distribuidor oficial de cocinas “DICA”, situada en avenida Europa, 14, edificio Bulevar, para tal fin.

¿CUANDO? 

El día 13 de Junio. La hora de comienzo aproximado será a las 20.00h. La finalización del mismo será indeterminado.

 ¿QUE INCLUYE?

  • Cata de aceite.
  • Degustación de quesos artesanos. “La Cabezuela”
  • Menú degustación 3 ó 4 platos de temporada con participación de los asistentes

¿PRECIO DEL EVENTO?

PVP. 20€/alumno


El Edén de la Sapidez
Sigue el enlace para apuntarte, plazas limitadas...

viernes, 28 de febrero de 2014

Resumen del Curso Monográfico; Arroces con Identidad

cocina como en tu casa

Hola amig@s de cocina como en tu casa,

El pasado Domingo 23 de Febrero del 2014, realizamos en el aula de cocina Alcaraveando un curso Monográfico de Arroces. En el taller tratamos las clases de arroces que podemos encontrar tanto a nivel mundial como a nivel comercial, los tipos de cocción del arroz, un postre diferente; porque no siempre el arroz con leche debe presentarse igual, ya que esta elaboración nos permite jugar mucho creando nuevos postres.

Comentaros que el taller fue patrocinado por el Grupo arrocero Ebro, los cuales colaboraron con diferentes tipos de arroz; cada uno pensado para una receta distinta, los cuales nos obsequiaron con arroz Bomba "Fallera", arroz Arborio "Panzanni", arroz especial para caldosos y melosos "SOS" y arroz especial postres "SOS".

cocina como en tu casa

Las recetas que se elaboraron durante el taller fueron:


cocina como en tu casa


Arroz socarrado de conejo y caracoles aromatizado con hierbas silvestres

(Arroz bomba Fallera)






cocina como en tu casa



Risotto de calabaza al tomillo, crujiente de panceta ahumada y queso curado

(Arroz Arborio Panzanni)








cocina como en tu casa






Conserva de arroz negro al horno de Sepia y calamar con espuma de albahaca


(Arroz bomba Fallera)











cocina como en tu casa
Arroz caldos de bogavante y langostinos

(Arroz especial caldosos y melosos SOS)








cocina como en tu casa



Dimsum crujientes de arroz con leche, crema de mango aromatizado con vainilla y frutos rojos silvestres

(Arroz especial postres SOS)

Más momentos durante la elaboración de los platos, durante nuestros talleres todos los alumnos son participes de la realización de los platos colaborando en cada uno de ellos. 
  
cocina como en tu casa
  
cocina como en tu casa
cocina como en tu casa

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa

cocina como en tu casa
  
cocina como en tu casa
  
cocina como en tu casa
Pero lo mejor de todo después del duro trabajo realizado es..., como no!!! Pues claro el probrarlo todo, acompañado de buen vino y buenos amig@s....

cocina como en tu casa
  
cocina como en tu casa

Y por supuesto todo lo que sobra, lo ponemos en un tupper para llevar a casa para que todos vuestros amig@s o familiares puedan ver vuestro gran trabajo!!!!

Así es que os animo a que participéis en alguno de nuestros cursos para aficionados de los sábados o domingos, para que por un día os sintáis como un verdadero Cheff al mando de los fogones de Alcaraveando.

martes, 17 de diciembre de 2013

Recetas fáciles para sorprender en navidad

cocina como en tu casa

Buenos días Amig@s de cocina cocina como en tu casa!!!
 
Hoy os traigo unas nuevas propuestas para estas navidades "Recetas fáciles para sorprender", en colaboración de Chef - À - Porter (colaborador oficial de ropa para chefs en Cocina como en tu Casa) y de Daniel Fernandez (amigo, blogero aficionado y amante de la buena cocina).
 
El pasado mes de Noviembre, grabamos tres video recetas (en el Centro Civico Margarita Burón de Alcorcón) para realizar en estas fechas navideñas. Son unas recetas fáciles y sencillas de seguir, a precio Low Cost.
 
Recetas de Alta cocina para la mesa navideña de casa;
 
1. Primera de las recetas elaboradas por el profesor de cocina José Luis Adán para Chêf-à-porter como propuesta para impresionar a tus invitados en Navidad.


video
 
 
2. Segunda de las recetas elaboradas por el profesor de cocina José Luis Adán para Chêf-à-porter como propuesta para impresionar a tus invitados en Navidad.
 
Daniel Fernández, bloguero y aficionado a la cocina, le ayudará a elaborarlas como si estuvieran en tu casa. Recetas fáciles y económicas que todos podemos realizar sin conocimientos avanzados de cocina.


video
 
 
3. Hora de comer... y de cocinar! 

Tercera y última receta que os proponemos para esta Navidad. Esta es mi favorita. Un trampantojo de morcilla y crema parmentier que tus invitados creerán que es una copa Danone. En dos palabras...
 
video
 
 

sábado, 2 de noviembre de 2013

El Cenador de Salvador

cocina como en tu casa


EL CENADOR DE SALVADOR 


En Moralzarzal encontramos uno de los grandes restaurantes de Madrid: 'El Cenador de 

Salvador', que cuenta con una estrella de la Guía Roja de Michelín.


Disponen de varios salones con diferentes capacidades en los que el comensal podrá 

disfrutar de una velada en un ambiente íntimo, cálido y acogedor.


Su biblioteca es un coqueto salón que crea una atmósfera romántica ideal para las cenas en 

pareja. Sus paredes enteladas y su chimenea invitan a la intimidad, creando un ambiente 

propicio para celebraciones especiales.


El salón principal, vestido en madera está dotado de una elegante y cuidada decoración 

inglesa. Posee una extraordinaria luminosidad y una chimenea que en los fríos inviernos 

aporta una sensación de calidez y bienestar a sus íntimas reuniones familiares o de empresa.


El precio de su menú degustación es de 108 euros, también tienen un menú del día por 85 

euros.


El restaurante recomienda: sus platos de caza.


EL CHEF

Salvador Gallego Jiménez es uno de los Cocineros más prestigiosos de España. Premio Nacional de Gastronomía de 1994, Presidente del Club de Chef de España y Delegado del colectivo Eurotoques, su cocina, auténtica renovación de la tradición  culinaria española, ha dejado su sello personal en Inglaterra, Estados Unidos, México, Italia, Francia, Turquía, etc.. 

Su trayectoria profesional se ha desarrollado en Grandes Hoteles, restaurantes como el Coto de Madrid o el Café de París de Biarritz, Cruceros por el Mediterráneo y el Caspio y Casas de alcurnia como la de los Duques de Alba.

Cocinero y maestro vocacional, ha experimentado en primera persona cada una de las etapas atravesadas por la cocina española en la últimas décadas.

Todo ello ha hecho de él un referente constante en cada nuevo momento de la cocina madrileña.

Con una experiencia de un valor incalculable posee los conocimientos de una cocina internacional sin olvidar los fogones españoles que conoce a la perfección y sobre todo, los de Andalucía y más concretamente de Jaén, donde se atesora una gastronomía muy importante. 





jueves, 8 de agosto de 2013

Z - Chocolates

Buenos días amig@s de cocina como en tu casa!!

Hace poco tiempo hemos abierto una nueva etiqueta "Con Productos de...", donde os hablaremos de los colaboradores con los que trabajamos y realizamos muchas recetas. Los cuales nos envían muestras de sus productos para que los probemos y hagamos una pequeña mención sobre ellos.

Hoy os hablaré de un nuevo colaborador, "Z - Chocolates" nos han enviado un pequeño cofre con 30 variedades de chocolate francés.

Estos chocolates son elaborados por Pascal Caffet, considerado como el Mejor Obrero de Francia y Campeón del Mundo Chocolatero.

Vienen muy bien presentados ya que disponen de varios modelos de presentación como cofres de madera de caoba, personalización de los cofres, personalización de una tarjeta para el destinatario....

cocina como en tu casa
  


Lo que menos te puedes esperar es que se traten de chocolates. Te los envían de esta forma sencilla pero muy cuidada. Como los envían desde su centro logístico de Aix - en -Provence, Francia. El embalaje viene con un acumulador de frío para que lleguen bien a su destino y no se derritan por el camino.







cocina como en tu casa
En el bolsillo pequeño vienen tres pequeños libritos.

1º Un mensaje personalizado para el destinatario (en su web podemos personalizarlo nosotros mismos).

2º Un pequeño Book de los Chocolates que vende, con fotografías de alta calidad con pequeñas referencias del producto en Ingles, Francés y Español.

3º Una tarjeta de contacto.





cocina como en tu casa



Como podréis apreciar en el cofre también podemos personalizar el nombre del destinatario. La caja es de cartón duro evitando que los chocolates se deterioren y pierdan su aroma (que podemos apreciar en cuanto descubrimos la cajita).








Nuestros amigos nos han enviado una z-Box 30.

La cajita viene con dos embalajes de 15 variedades cada uno y con una tarjeta certificando que son verdaderos chocolates franceses.



Os invito a visitar su boutique online y aprecéis sus obras maestras, sus precios están disponibles para todos los bolsillos dependiendo del formato de presentación que queramos. 

También tienen regalos especiales para navidades, el día de la madre, San Valentín...  


cocina como en tu casa

5 rue - Fabrot - 13100 Aix - en - Provence - France

sábado, 27 de julio de 2013

¿Es lo mismo un pata negra que un jamón ibérico?


Buenas tardes amig@s de cocina como en tu casa!!!

Hoy vamos hablar de la diferencia entre un jamón de pata negra a un jamón ibérico.

cocina como en tu casa

Existen jamones blancos con pezuñas negras e ibéricos con pezuñas blancas.



El color de la pezuña no determina la calidad del jamón.

Mucha gente se pregunta si es lo mismo un pata negra que un jamón ibérico y si no es así qué es lo que les diferencia. 

La respuesta es que NO es lo mismo. Hablar de pata negra sólo sirve para referirnos al color de la pezuña del animal. 

Hay que señalar que no todos los cerdos ibéricos tienen las pezuñas negras. Además, también existen cerdos blancos con pezuñas de ese mismo color y mucha gente puede ser engañada comprando un jamón blanco al que creían ibérico por su pezuña oscura.

Entonces, ¿Qué tenga la pata negra no es sinónimo de calidad?

No. La calidad de un jamón no depende sólo del color de una pezuña, sino de la alimentación de un cerdo, de su crianza, del secado y de la curación del jamón.

Como dato curioso señalar que el término pata negra desapareció oficialmente, y se prohibió su uso, el 15 de octubre de 2005, cuando fue anulado y fue sustituido por una norma de calidad y una relación completa de denominaciones mucho más ajustadas a la realidad productiva y comercial del mejor jamón ibérico.

La normativa de calidad de 1469/2007 norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos no hace ninguna referencia a la característica de pezuña negra como rasgo genético o morfológico identificativo de raza y menciona en su anexo I (prototipo racial del cerdo ibérico) :

Anexo I – prototipo racial del cerdo ibérico - extremidades:

“Extremidades finas y, sin embargo, resistentes, con articulaciones limpias y perfectamente definidas. Cuartillas no muy largas, fuertes y elásticas. Pezuñas fuertes y duras, de coloración uniforme. En ocasiones con áreas despigmentadas”.

La normativa justamente no hace referencia a esta característica porque no es una característica única y singular del cerdo ibérico.

Pata negra no es una característica del jamón ibérico en exclusiva y puede ser engañoso considerar que un jamón que tenga la pezuña negra, o pata negra, sea un producto asociado al jamón de calidad o jamón ibérico de bellota. Hay otras características mas relevantes que son únicas del cerdo ibérico. 

Pensar que se puede elegir un jamón ibérico exclusivamente por el color de la pezuña es una equivocación.

Esto no implica que el término se ha hecho tan popular que jamón de pata negra es casi más conocido que jamón ibérico de bellota en casi todos los mercados internacionales.

Ahora que ya sabes la respuesta, puede que te interese conocer a fondo todas las partes en las que se encuentra dividido un jamón.

(Post editado por La casona de Salamanca, www.lacasonadesalamanca.com)

martes, 2 de julio de 2013

Tipos y clasificación de sales en el mundo gastronómico...

Buenos días amig@s de cocina como en tu casa!!!
Hoy en sabías qué??, vamos a hablar del tipo y clasificación de sales que existen por el mundo. Descubriremos que tipo de sales combinan mejor con la carne, el foie fresco, pescados..., también realizaremos recetas para elaborar nuestras propias sales, a partir de ingredientes fáciles de encontrar en el mercado.

¿Sal al gusto?

Estas tres palabras que parecen tan inofensivas, benevolentes y generosas, pueden no serlo tanto, ¿sal al gusto?. Podríamos preguntarnos, al gusto de quién, porque si esta sal se añade mientras se está cocinando, será al gusto del cocinero, por lo que sus comensales deben adaptarse a su paladar. Aunque según el diccionario ‘sal al gusto’ significa condimentar un alimento según la preferencia de quien ha de consumirlo.

Pero esto no tiene demasiada importancia comparado con lo que en realidad queremos llevar a la reflexión, pues la mayoría de familias, efectivamente, tienen gustos similares o paladares adaptados a la cocina doméstica. Hace unos días leíamos sobre el significado de ‘sal al gusto’ y se argumentaba lo que todos podemos confirmar, cuando añadimos sal a un plato, no estamos buscando un sabor salado, sino equilibrio.

La sal cumple varias funciones en la cocina y con los alimentos, es un potenciador de sabor, pero si nos excedemos con su adición anula el sabor de los alimentos, pudiendo llegar a ser incomestible (insoportable) si queda muy salado. Una dosis adecuada de sal es capaz de realzar sabores, incluso el dulce, y de reducir el sabor amargo. También es inhibidora de bacterias, por lo que favorece la conservación, ablanda los alimentos, a veces interesante para cocinar algunos de ellos… Pero tampoco es esta la reflexión que queremos hacer.

¿Cuántas veces hemos escrito o leído en recetas ‘sal al gusto’?, ¿hacemos bien al indicar de este modo la incorporación de este elemento a los alimentos a la hora de cocinar?, ¿no deberíamos aprovechar para transmitir el mensaje “Menos sal, más salud”?. La sal es casi imprescindible, pero como bien sabemos, su consumo debe ser moderado para que sólo aporte beneficios al organismo y al paladar.

La realidad es otra, los españoles consumimos casi el doble de la cantidad recomendada por la OMS (Organización Mundial de la Salud), que se establece en 5 gramos de sal al día, mientras la media real está en unos 9 gramos al día. De estos excesos pueden derivar enfermedades cardiovasculares. Seguro que todos tenéis a alguien cerca que ha tenido que eliminar la sal de su dieta, es fácil (no por gusto) hacerlo cuando se habla de la sal visible, la que se añade cuando se cocina o se condimentan los platos, pero no es tan fácil cuando hablamos de la sal invisible, es decir, la que se encuentra de forma natural en alimentos o productos preparados.

Todos deberíamos tener en cuenta que no sólo consumimos la sal que añadimos a nuestros platos, el queso, el pan, las salsas… tienen sal. Y cuando recomendamos una receta solemos terminar, siempre con buenas intenciones, añade pimienta y sal al gusto. ¿Podríamos cambiarlo?, ¿pero cómo?. De acuerdo que no somos médicos ni conocemos las necesidades nutricionales de quien nos va a leer, la responsabilidad recae totalmente en el propio individuo, pero debemos reconocer que hay mensajes que calan involuntariamente y si en lugar de decir ‘sal al gusto’, decimos ‘sal con moderación‘, quizá hagamos mejor.

Indicar la cantidad exacta de sal que se debe añadir a una receta es harto complicado, no sólo por gustos o necesidades dietéticas, también porque no todos utilizamos la misma sal. Una pizca de sal (otra de las descripciones habituales que son orientativas, o confusas) o media cucharadita de sal de mesa puede ser el doble que media cucharadita de flor de sal o de sal kosher, por lo que en caso de dar cantidades de sal, deberían darse en gramos o miligramos.

Nosotros queremos participar en la reducción del consumo de sal de la sociedad dentro de nuestras posibilidades, así que a partir de ahora, además de seguir animándoos a elaborar sales aromatizadas, con lo que es más fácil llevar la reducción a cabo disfrutando de platos sabrosos, en lugar de indicar sal al gusto en nuestras recetas, recomendaremos sal con moderación. No hace falta llegar a que sea una prescripción médica, reducir el consumo de sal es un acto de prevención que cuanto antes se realice, más nos beneficiará.

El abuso del consumo de sal

El abuso del consumo de sal es una práctica cada vez más extendida que incide seriamente en la salud, sin darnos cuenta abusamos de la sal hasta el punto de que cada vez nos resulta más soso el aderezo que realizamos y por consiguiente, añadimos más cantidad de sal. La adicción a la sal es un tema que preocupa a todas las instituciones de salud del mundo, por ello, se realizan diferentes iniciativas que buscan reducir el consumo de sal en la población.

Podemos poner por ejemplo la iniciativa española que había logrado reducir el año pasado hasta dos gramos de sal en el contenido de cada kilo de pan, y los consumidores no lo apreciamos en el paladar. Se trata de un pacto realizado en 2005 entre el Ministerio de Sanidad y la industria panadera persiguiendo reducir el contenido de sal en un gramo por año, hasta alcanzar una reducción de cuatro gramos por cada kilo de harina en el año 2009, contribuyendo así a reducir el abuso del consumo de sal.

La OMS recomienda que el consumo medio de sal por día se sitúe en torno a los 5 gramos, algo muy alejado de la realidad en la dieta española, ya que hasta se duplica, como mínimo, esa cantidad. Recordemos que muchos problemas cardiovasculares o gástricos, entre otros, se asocian al excesivo consumo de sal. Realizamos esta breve exposición al conocer un estudio realizado por investigadores de la Universidad de St. George (Reino Unido) en el que se muestra una estrecha relación entre el consumo de sal y el consumo de refrescos endulzados en los niños.

Según la investigación, una dieta baja en sal propicia en los niños una menor ingesta de refrescos con azúcar. Los expertos tomaron los datos de 1.600 niños con edades comprendidas entre los 4 y los 18 años y encontraron esta relación, a mayor contenido de sal en la dieta mayor era el consumo de líquidos y por tanto, de refrescos azucarados (eso en los hogares que normalmente consuman refrescos). A su vez, los refrescos guardan relación con la obesidad, se produce una conjugación de causas que provocarán diversos problemas de salud, un cultivo que finalmente hará acto de presencia en el estado adulto.

Los investigadores concluyeron que, simplemente reduciendo un gramo de sal en la dieta de los niños por día, se lograría reducir hasta 100 gramos la ingesta general de líquidos, llegando a una reducción de consumo de refrescos azucarados de unos 27 gramos al día. Evidentemente, los niños comen lo que les proporcionan los padres, si éstos presentan un gusto excesivamente salado, sazonarán sus comidas de un modo acorde a su paladar y por tanto, vician el paladar de los pequeños haciendo que distingan cada vez menos el abuso de sal en las comidas.

Para lograr que los niños alcancen la edad adulta gozando de una buena salud, es necesario controlar, entre otras cosas, el contenido de sal en las comidas, pero para ello, no sólo se ha de realizar una política entre las instituciones de sanidad y la industria alimentaria, también es necesario ampliar la información a los padres mostrándoles que la reducción beneficia a pequeños y mayores y que deben ser ellos quienes deben educar a sus hijos en nutrición y reducir (si fuera necesario) la cantidad de sal en las comidas que se realizan.

Recordemos que investigaciones realizadas el pasado año por expertos canadienses mostraban que abusar de la sal podía provocar daños en el sistema circulatorio de los niños, con lo que el problema afecta seriamente a todos, algo muy diferente a lo que se creía hace unos años.

El estudio que proporcionan los investigadores del Reino Unido podría tacharse de evidente, a mayor consumo de sal, mayor es la sed y la ingesta de líquidos, es algo conocido por todos, pero era necesario un estudio que demostrara algo tan obvio. La industria de los alimentos preparados nos proporciona alrededor de un 80% de la sal que ingerimos, por lo que es otra alerta que nos demuestra que no es nada recomendable abusar de los alimentos preparados.

En fin, recomendamos alejarse de los productos preparados y mantener una alimentación sana y equilibrada como la que proporciona la dieta mediterránea, una dieta que es interesante introducir a los niños para que gocen de un estado saludable a lo largo de su vida.

Qué es un Selmelier

‘El selmelier es a la sal lo que el sommelier es al vino’, esta es una parte de la definición que nos proporciona la Asociación de Selmelier fundada por el experto Mark Bitterman. Viendo como avanza y se amplía el diccionario para describir nuevos (o desnombrados) conceptos, recordemos que no hace mucho también hablábamos del pannier, el profesional de un restaurante especializado en las cualidades y el servicio del pan.

Pues ya sabemos qué es un Selmelier, un experto en sales que proporciona sus conocimientos e información al comensal, a los cocineros y a todos los profesionales del sector gastronómico que precisen conocer las características y cualidades de cada tipo de sal para que su empleo en la cocina ofrezca los mejores resultados.

Mark Bitterman ha publicado un libro titulado ‘Salted: A manifesto on the world’s most essential mineral, with recipes’ (Salado: Un manifiesto sobre la mayoría de los minerales esenciales del mundo, con recetas), se trata de una guía de más de 150 sales y medio centenar de recetas en las que este versátil ingrediente tiene su función para mejorar o enaltecer cada bocado. El autor habla de la historia y la ciencia de la producción de sal y de las características de cada una, sin duda, será un interesante libro para ampliar la biblioteca culinaria.

Todos conocemos el auge que están teniendo en la gastronomía las sales gourmets, pero ¿sabemos cómo incluirlas en nuestras recetas?, ¿sabemos explotar sus cualidades?, ¿conseguimos mejorar nuestros platos?. Según el selmelier, la sal aporta mucho más que el sabor salado, tiene texturas, matices de sabor y provoca distintas sensaciones en el paladar.

Hay sales más húmedas, con mayor o mayor intensidad, que crujen, que se deshacen en el paladar, con notas minerales, marinas, ahumadas… será interesante tratar el tema de las catas de sal, en primer lugar acudir a una cata impartida por un profesional, y seguir trabajando en el tema, pues disponemos de un amplio catálogo de sales en nuestro mercado, desde la sal Maldon que está tan de moda, a otras flores de sal como la del Delta, la de Cabo de Gata, la Sal Negra de Hawai, también la Alaea Roja o sal roja de Hawai, la sal rosa del Himalaya

En fin, descubierto qué es un selmelier, no ha hecho más que despertar un poquito más nuestra curiosidad por el mundo de las sales.

Sales aromatizadas para la carne

Las especias forman parte de nuestras recetas a diario, en este momento no nos consta ningún plato que elaboremos que no cuente con el poder aromático y de sabor de alguna de las especias de nuestra despensa, si no es incorporándolas directamente, puede ser con las sales aromatizadas que como sabéis, hacemos a menudo.

Precisamente tenemos una novedad en esta categoría de las recetas, pero antes hemos querido hacer un pequeño recordatorio de algunas sales aromatizadas para la carne, igual que en su día os mostramos las sales aromatizadas que podemos usar para el pescado. Si no tomasteis nota, os lo recomendamos, pues algunas de esas preparaciones de sal y especias también combinan muy bien con las carnes, como la Flor de sal ahumada con especias, la Sal ahumada de pimiento, chalota y ajo, la Sal de romero, mostaza y naranja o la Sal de jengibre chile y pimienta de Sichuan.


Además de esto, en uno de los recopilatorios dominicales preparamos Doce recetas de sales aromatizadas que también os puede gustar. No estamos animando al consumo de sal, todo lo contrario, como bien sabemos, las especias aportan sabor y son una alternativa perfecta para reducir el consumo de sal, por lo tanto, combinar sal y especias enriquece nuestros platos con sabor y con menos cantidad de sal. Vamos con las propuestas:

Se pueden utilizar distintos tipos de sal, en escamas, cristales o flor de sal, sal fina, en algunos casos partiendo de una sal ahumada… Personalmente todas nos gustan tanto con carnes blancas como con carnes rojas, vosotros elegid a vuestro gusto, por supuesto.

Cuando preparéis la sal aromatizada no olvidéis que todos los componentes tienen que estar bien secos, guardadlas en tarros herméticos y etiquetarlos tanto con los ingredientes que contiene como con la fecha de elaboración. Es preferible hacer pequeñas cantidades, hacer sal aromatizada es muy fácil y debemos recordar que las especias pierden cualidades con el paso del tiempo, y la fecha no la marca el día en que se prepara la sal, sino cuando se envasaron las especias.

Sal Líquida

La Sal Líquida de Casanovas Barcelona es uno de los productos que han recibido el premio Innoval en el Salón Internacional de la Alimentación y Bebidas Alimentaria, el Primer premio Innoval 2008 al producto más innovador.

La Sal Líquida es un producto que se puede adquirir a través de la tienda Casanovas que se encuentra en la calle Calabria, 113 de la ciudad Condal. Sin duda, es un interesante e innovador aderezo fruto del trabajo que desempeña esta empresa, siempre buscando sorprender y satisfacer a sus clientes con productos originales y de calidad.
Encontramos Sal Líquida con tres sabores diferentes, Sal Líquida Brava, con un punto picante, Sal Líquida de Brasas, con sabor ahumado y Sal Líquida de Hierbas Mediterráneas, con un intenso aroma y sabor a hierbas, ésta ya la hemos probado con un plato de pasta.
Las sales líquidas están pensadas para aderezar pescados, carpaccios, pastas, verduras, ensaladas y todo aquello a lo que deseemos dar un punto de sal y un aroma en particular. Gracias a su formato en spray, nos permite controlar la cantidad a dispensar.
Cabe destacar que están elaboradas con productos de calidad diluidos en agua. La Sal Líquida de Hierbas Mediterráneas por ejemplo, incorpora además de agua y flor de sal, romero, tomillo y orégano.
Doce sales aromatizadas
El abanico de posibilidades que tenemos para hacer sal aromatizada es inmenso, ya tenemos doce sales aromatizadas que reunimos en este recopilatorio, pero seguiremos haciendo muchas más. Nos gusta dar un toque final a nuestros platos con una sal particular por muchos motivos, por un lado se puede reducir la proporción de sal que se añade al plato al utilizar otros saborizantes o aromatizantes, por otro lado se aporta un nuevo matiz de sabor al plato, pero además, las sales aromatizadas suelen proporcionar a la presentación un atractivo contraste de color.
En esta doce sales aromatizadas hay para elegir condimentos para distintos platos, desde sopas o purés, a carnes o pescados, también las verduras o algunos patés serán enriquecedores para el paladar si antes de servir añadimos un toque de alguna sal aromatizada.


Si todavía no habéis elaborado
sales aromatizadas, os animamos a hacerlo, son muy fáciles de hacer, algunas necesitan algo de tiempo para secarse, otras sencillamente que reposen en un tarro cerrado para que los aromas se fusionen e intensifiquen y también hay sales que se pueden hacer y servir al instante.
Como decíamos, combinaciones de aromas y sabores hay muchas, pero de momento podéis probar estas doce sales aromatizadas que podréis hacer fácilmente y ampliar la biblioteca de sabores de vuestra estantería de las especias. Siguiendo el orden de las fotografías, tenéis en primer lugar la sal de vainilla, la receta o forma de hacerla la encontraréis en el post de la receta de Sal de vino.
A continuación una de las últimas sales que preparamos, la Sal de pimiento asado, riquísima, le sigue una indispensable en nuestra cocina, la Sal de guindilla. Muy llamativa y de sabor apto para todos los paladares es la Sal de perejil, con múltiples aplicaciones.
La Sal de alga nori, como os comentamos recientemente, es ideal para dar un toque final a los pescados entre muchos otros platos, como esta Sopa de atún, cebolla frita y nori. Más versátil e igualmente sabrosa es la Sal de setas y chalota, para todo.
Continuamos con una Sal de rosas, romero y naranja, con la que vuestros comensales se sorprenderán gratamente. Esta sal se puede elaborar igualmente sin las rosas secas si no las encontráis, la naranja y el romero hacen muy buena pareja y son una interesante sazón.
La Sal de albahaca y la Sal de vino también tienen mucho éxito, nos gusta incorporarlas en carnes blancas y rojas respectivamente. Y seguimos con dos imprescindibles más, el Gomasio o sal de sésamo, un aderezo tradicional que nos sirvió para inspirarnos en la creación del Gomasio negro con guindilla. Y finalmente, ¿habéis puesto ya en práctica la elaboración de la sal de apio?

Flor de sal ahumada con especias

Esta sal especiada está muy perfumada, y del mismo modo que aporta aromas, enriquece con distintos matices de sabor los platos en los que se incluya. Las sales especiadas son muy interesantes no sólo por los sabores que aportan (sin olvidar sus aceites esenciales), también porque facilitan que se reduzca el consumo de sal.
La Flor de sal ahumada con especias que os mostramos hoy es muy particular, puede aderezar distintos alimentos, pero nos gusta especialmente para condimentar guarniciones, una delicia con las frutas asadas, las patatas, unas zanahorias a la parrilla… recordad que este tipo de sal es para aderezar en el último momento.
Es similar a una de las variedades de sales que comercializa Flor de sal del Delta, pero ya sabéis que nos gusta preparar nuestras sales aromatizadas, entre muchas otras cosas, así podemos utilizar las especias más frescas y resaltar las que más nos gustan. Del mismo modo, aunque os vamos a indicar la proporción de cada especia que hemos utilizado, podéis variarla a vuestro gusto para que predominen los sabores que más os gusten, buscad el equilibrio de la combinación que más os agrade.

Ingredientes

Flor de sal ahumada (también puedes hacerla con flor de sal normal), 1 anís estrellado, 1 c/p de bayas de cilantro, 6 vainas de cardamomo, 1 c/c de jengibre molido, 1/2 c/c de canela en polvo, 1/4 de haba tonka.

Elaboración

Pon en el mortero o suribachi el anís estrellado, las bayas de cilantro y el interior de las vainas de cardamomo, machaca hasta convertirlas en polvo.
Pásalas a un cuenco y añade a continuación el haba tonka, rallándola con un rallador bien fino. Incorpora también el jengibre molido y la canela en polvo, mezcla bien.
A esta mezcla de especias, incorpora cuatro veces su volumen en sal, aproximadamente, como hemos comentado puedes varar la proporción al gusto.
Guarda esta sal ahumada especiada en un tarro apropiado para su conservación, está lista para aportar sabor a tus platos antes de servirlos.
Sal ahumada de pimiento, chalota y ajo


Tenemos una nueva sal aromatizada para compartir con vosotros, es ideal para aderezar distintos platos, cremas o purés, verduras, carnes, pescados… incluso para hacer vinagretas, es la Sal ahumada de pimiento, chalota y ajo, muy fácil de hacer y con muchos matices de sabor que agradecerán muchas creaciones culinarias.
Para hacer esta Sal ahumada de pimiento, chalota y ajo, hay que partir de la elaboración que os mostramos hace unos días, la Piel de pimiento asado crujiente, también el ajo en polvo es hecho en casa, mucho más sabroso que el que podemos encontrar en algunos comercios, además no hay duda de su contenido. Os animamos a que hagáis estas preparaciones previas para después hacer esta sal especiada.

Ingredientes
30 gramos de flor de sal, 1-2 gramos de sal ahumada, 4 gramos de piel de pimiento asado crujiente, 4 gramos de ajo en polvo, 4 gramos de chalota liofilizada, 1 gramo de comino en grano.

Elaboración

Poco hay que decir de la elaboración de la Sal ahumada de pimiento, chalota y ajo, una vez que tenemos todos los ingredientes preparados, necesitaremos un molinillo de café o un utensilio similar que nos ayude a triturar y mezclar.
También se puede hacer en el mortero o suribachi en caso de no tener estos pequeños electrodomésticos que facilitan la labor. Sencillamente hay que poner todos los ingredientes y triturar hasta que obtengamos una sal homogénea, con el grosor o la finura que deseemos. Otra opción es triturar con la mitad de flor de sal y añadir la otra mitad una vez que ya está preparada la primera mezcla.
Una vez hecha la Sal ahumada de pimiento, chalota y ajo, la podéis conservar en un tarro de cierre hermético, junto a las especias o resto de sales aromatizadas.
 Sal ahumada de patata violeta

Seguimos ampliando el recetario de sales aromatizadas con una propuesta que quizá en un principio os sorprenda, pero cuando la probéis seguramente os va a encantar, es esta Sal ahumada de patata violeta. Hace unas semanas se nos ocurrió prepararla cuando hicimos unos chips de patata para el aperitivo, aprovechando que habíamos encendido el horno para hacer pan, laminamos muy finas unas patatas violetas, las untamos con un poco de aceite de oliva y en unos minutos estaban crujientes y muy sabrosas.
Conversábamos sobre las migas de patatas que quedan muchas veces al comer chips, aludiendo a las comerciales, son un golpe de sabor y… ¿por qué no convertirlo en un condimento? Pues aquí lo tenemos, la sal ahumada de patata violeta es una opción, pero conociendo que este tipo de patata no siempre se encuentra (y preferimos las patatas chips hechas en casa para que sea un alimento natural), próximamente haremos nuevas versiones, con otras variedades del tubérculo, no obstante, ya podéis hacer esta sal aromatizada con la que consumáis habitualmente.
Lo más interesante de utilizar patata violeta es que el resultado es más llamativo por su color, por lo demás, se puede hacer esta sal ahumada con la patata que más os guste, pues formará parte del sabor.
¿Para qué utilizar esta sal de patata?, pues son muchas las opciones, desde un guacamole a un filete de carne, os iremos mostrando algunas sugerencias por si elaboráis esta sal, igual que esperamos que compartáis las vuestras. Lo que sí os recomendamos es que esta sal la utilicéis en el último momento, para sazonar un alimento que está listo para servir.

Ingredientes

10 gramos chips de patata violeta caseras, 10 gramos de sal ahumada vikinga, 12-14 gramos de flor de sal, una pizca de ajo en polvo.

Elaboración

Rompe las patatas chips y ponlas en el mortero o suribachi, machaca con la mano de mortero hasta que obtengas trocitos pequeños, no necesariamente polvo, así se ofrecerá algo de textura en el plato que se incorporé.
A continuación añade la sal vikinga ahumada (u otro tipo de sal ahumada si lo prefieres), la flor de sal o sal Maldon y una pizca de ajo en polvo, mejor si es casero, como este. La cantidad que añadimos es para que deje un leve recuerdo, pero se puede añadir la cantidad que se desee, incluso puedes prescindir de él.
Mezcla bien todos los ingredientes y conserva la sal aromatizada en un tarro con cierre hermético, preservado de la humedad, y lista para su uso.

Sal ahumada vikinga


Hay distintos tipos de sal ahumada, y hoy os queremos hablar de una de las últimas que se incorporó en nuestra cocina, es la sal ahumada vikinga, se conoce también como sal vikinga, sal danesa o sal ahumada de Dinamarca entre otros nombres. Es fácil comprender el por qué de su nombre, y es que el método de obtención de la sal y el posterior ahumado, fue realizado por los vikingos hace cientos de años.
Esta sal ahumada es muy distinta a los otros tipos mencionados, como la que en varias veces os hemos comentado que utilizábamos de la casa Onena. La tradición milenaria para la obtención de la sal ahumada vikinga fue recuperada en Dinamarca, aunque no se conoce mucho más sobre ello, y hoy son muchos los productores de esta sal gourmet.
Se trata de sal marina que después de la primera evaporación, pasa por el proceso de ahumado en el que se utilizan maderas de haya, cerezo, enebro, olmo y roble, el resultado es un aroma y un sabor único, además podéis ver que su color es también diferente, dorado castaño y brillante.
Se puede encontrar la sal ahumada vikinga en los distintos formatos que actualmente buscamos en la sal fina, sal gruesa, sal en escamas, flor de sal… como sus cualidades son interesantes para aportar sabor y aroma a todo tipo de alimentos, verduras, carnes, pescados, huevos, etc., se puede elegir el tipo de sal que más nos guste, o el que encontremos, porque tampoco está demasiado extendida en las tiendas de nuestro país.
Unas verduras a la parrilla, un pescado al vapor, una carne a la plancha, unos moluscos cocidos… si están ricos tal y como los elaboramos normalmente, con la simple adición de la sal vikinga va a ganar en sabor. No es para usarla siempre, pero ocasionalmente este condimento nos va a proporcionar un plato algo más especial.
Si os apetece probar la sal ahumada vikinga, podéis encontrarla en vuestra tienda de productos gourmet habitual, o buscar en la red las tiendas online que la ofrecen y como siempre, valorando la confianza y el servicio que dan, y la mejor relación calidad-precio, no es una sal barata.

Sal de albahaca

Continuamos con la elaboración de sales aromatizadas o de sabores con esta sal de albahaca, como podéis imaginar, tiene muchas posibilidades culinarias, es decir, nos servirá para aderezar muchos ingredientes aportando el toque de sabor de esta hierba aromática.
Desde una tradicional ensalada de tomate y mozzarella, a unas patatas asadas o un pescado al vapor, cualquier plato que quieras salar y aromatizar con esta hierba, lo tendrás con un paso utilizando la sal de albahaca, aunque siempre se pueden añadir unas hojas frescas que den color al plato y den pistas al comensal de los sabores que va a encontrar.

Ingredientes

50 gramos de agua, 10 gramos de albahaca fresca (para más intensidad de sabor, añadir más albahaca), 100 gramos aproximadamente de flor de sal o cristales de sal.

Elaboración

Lava y seca las hojas de albahaca, puedes incluir los tallos que también participarán en la aportación de aroma y sabor a la infusión. Pon un cazo pequeño con el agua al fuego y cuando rompa a hervir, retíralo del fuego, incorpora la albahaca y tapa, para dejar reposar unos 30 minutos o hasta que se enfríe. Pasa el agua y las hojas de albahaca por la licuadora.
Extiende en una bandeja la sal y vierte sobre ella el jugo de albahaca, la sal no debe quedar inundada, así que según la sal utilizada añade un poco más o reduce la cantidad de líquido. Deja secar en un lugar cálido, moviéndola un poco de vez en cuando, hasta que el agua se haya evaporado totalmente y dispongas de una sal de albahaca seca y aromática.
Puedes acelerar el proceso utilizando el horno a baja temperatura o dejando la sal, como ya os comentamos al hacer la sal de vino, sobre un radiador o algún elemento que desprenda calor.
Si deseas darle más color a la sal de albahaca, puedes utilizar tinta alimentaria de color verde añadida al jugo para que proporcione a la sal la tonalidad deseada. Sobre el tipo de sal a utilizar, todo dependerá de los gustos y de la presencia que se le quiera dar, pueden ser escamas de sal, sal gruesa, sal fina…

Sal de alga nori

Tenemos una sal aromatizada que en los próximos días vamos a servir en el centro de la mesa para que nuestros comensales aderecen a su gusto los canapés de salmón marinado, los langostinos cocidos… es la Sal de alga nori, un condimento que sumará sabor a mar en cada bocado.
La Sal de alga nori es más fácil de elaborar que muchas otras sales aromatizadas, aunque todas son sencillas, para esta necesitaremos aún menos tiempo, así que si tenéis pensado sorprender u ofrecer nuevos sabores a vuestros comensales, animaos a prepararla, aunque quizá de momento no le encontréis aplicación.

Ingredientes
25 gramos de sal Maldon (u otro tipo de cristales o escamas de sal), 4 gramos de alga nori.

Elaboración

Pon una sartén antiadherente al fuego, a temperatura moderada, y tuesta ligeramente el alga nori, si no cabe la lámina entera en la sartén córtala en dos o tres trozos.
Tuéstala por los dos lados y cuando esté crujiente, retírala y déjala enfriar.
Puedes triturar el alga nori con las manos, en el mortero o con el utensilio eléctrico que habitualmente utilices para picar o triturar, pudiendo dejar los trocitos de alga nori del tamaño que desees.

Finalmente, mezcla el alga nori con la sal Maldon y pon la sal aromatizada en un tarro con tapa hermética. Puedes usarla inmediatamente, pero a medida que pasen los días, la sal de alga nori ofrecerá un aroma y sabor más intenso.


Sal de apio

La sal de apio es un condimento que se compone de los dos ingredientes mencionados, aunque hay distintas fórmulas para hacerla, y las que nosotros conocemos, se pueden hacer en casa fácilmente. Sobre el uso de la sal de apio, hay recetas tradicionales que cuentan con este ingrediente casi como básico o imprescindible, incluido el mundo de la coctelería, pues es muy habitual que el Bloody Mary se aderece con sal de apio.
Es importante saber, por cuestiones de salud para las personas que deben mantener una dieta baja en sodio, que la sal de apio que se puede encontrar habitualmente en el mercado contiene sal. Cierto es que también hay preparados de sal de apio especiales, pero la elaboración más común es la que se elabora con semillas de apio y sal, igual que se hace el gomasio (semillas de sésamo y sal), por lo tanto, no es un condimento que se pueda utilizar sin un control en el caso que comentábamos, que haya que seguir una dieta hiposódica.
Podemos explicaros dos formas de hacer sal de apio en casa, una es la que ya hemos mencionado, con las semillas de apio (que se pueden encontrar en herboristerías) y sal, en una proporción al gusto de cada uno. Aunque como el apio tiene un punto salado, además de cítrico y dulzón, conviene que sean las semillas las que predominen, pues además concentran el sabor del apio fresco pero sin ese detalle, el frescor.
Sobre las cualidades de las semillas de este vegetal os hablamos en el post Apio, éstas surgen de las flores blancas de la planta, son muy pequeñas y de color castaño. Se utilizan en salmueras, guisos, embutidos, espolvoreadas sobre sopas y ensaladas entre muchas otras aplicaciones, aunque su consumo se ha visto reducido en los últimos años, es interesante saber que las semillas de apio son ricas en aceites esenciales y aportan vitaminas y sales minerales.

El otro procedimiento para hacer sal de apio es más complejo, éste se elabora con la raíz de apio, que hay que rallar y mezclar con la sal para dejarla en un recipiente con cierre hermético durante dos o tres días en el frigorífico. Posteriormente se debe secar en el horno a baja temperatura, el tiempo necesario para que sal y apio estén totalmente secos. Finalmente se deja enfriar y se tritura hasta obtener una sal de apio casera muy aromática. Se podrá conservar en un tarrito de especias para tenerla a mano en cualquier momento que deseemos aderezar nuestros platos. ¿Por qué elaboración te decides?
Flor de Sal Cabo de Gata

Seguimos descubriendo sales puras de las salinas de nuestro país, en esta ocasión nuestro paladar viaja hasta las Salinas de Parques Naturales de Andalucía a través de la Flor de Sal Cabo de Gata.
Como sabemos, la flor de sal son irregulares cristales de sal que se forman en las noches de verano gracias a unas condiciones climatológicas específicas, su recolección la realizan los maestros salineros de forma manual, debe realizarse con sumo cuidado, utilizando una pala recogen los cristales de sal de la superficie de la salmuera. No sabemos si lo habréis visto, pero la imagen es digna de admirar.
La flor de sal se deja secar posteriormente al sol, durante un año, así se reduce la humedad, conserva el sabor del mar, generalmente se mantiene blanca, son cristales puros de sal que día a día ganan el reconocimiento de más consumidores. Finalmente, se limpia de las posibles impurezas que pueda contener, se pasa al proceso de centrifugado y se clasifica por granulometría. Dependiendo de las salinas, cada sal tiene unas características, y hoy descubrimos la Flor de Sal Cabo de Gata.
Las Salinas de Cabo de Gata se encuentran dentro del Parque Natural Cabo de Gata-Nijar, reserva de la Biosfera, son propiedad de Unión Salinera de España SA, y las explota Salins du Midi (entre otras de nuestro país).
La Flor de Sal Cabo de Gata es, como otras sales de calidad, un producto gourmet que se aplica en la cocina sobre todo para la terminación de recetas, apreciando así su sabor que potencia el de nuestros platos, su fina textura, crujiente y agradable.
Está envasada en un tarro de material reciclable, conteniendo en su interior 125 gramos de producto.
Sal de Camargue
En el sureste de Francia, de textura ligeramente húmeda, cristal redondo y tonos dulces, a violeta. Tiene una producción muy escasa y es muy apreciada, aunque menos conocida. El precio es ligeramente más bajo que el de la sal de Guérande.

Sal de cinco pimientas

Una de las sales aromatizadas que vemos cada vez más en tiendas de alimentación es la Sal de cinco pimientas, sobre todo en las tiendas de productos gourmet o delicatesen, quienes se preocupan de seleccionar la sal que consideran más apropiada para este preparado, y por supuesto, las mejores pimientas.
No todos los preparados de Sales de cinco pimientas son iguales, principalmente por las bayas utilizadas, con respecto a ello se ha tendido a innovar mezclando pimientas fuera de la tradicional mezcla de pimienta rosa, blanca, verde, negra y cayena. Por eso os proponemos que hagáis vuestra propia Sal de cinco especias y también combinéis los tipos de pimienta que más os gusten y la sal con la que os guste condimentar vuestros platos.
Una de nuestras preferencias a la hora de utilizar una pimienta muy aromática es la Pimienta de Jamaica, aunque como ya os comentamos, en realidad no es pimienta, no pertenece a la misma familia, es de un tamaño mayor las bayas de pimienta negra y reúne varios matices de sabor, de ahí que se la conozca como allspice (todas las especias).
Además de las pimientas antes mencionadas, la pimienta rosa (que no es pimienta), la negra, la blanca y la verde, además de la pimienta de cayena que como sabemos se trata de un pimiento, en cuyo caso también podríamos sustituir por Pimienta Aleppo, hay otras pimientas con las que podemos hacer nuestra Sal de cinco pimientas (o más, hay muchas combinaciones con las que podemos probar), por ejemplo la Pimienta de Java, la pimienta melegueta también conocida como Granos del paraíso, o la Pimienta de Sichuan entre otras.
Con todas estas posibilidades, podéis valorar la cantidad de combinaciones de Sal de cinco pimientas que podemos preparar, no hay normas, sólo que resulte una combinación equilibrada para que agrade a los comensales, las pruebas las tiene que hacer el cocinero, será fácil añadirla a carnes, pescados, verdura… Si como idea queréis conocer algunas de las mezclas comerciales, pues hay un poco de todo.
La clásica ya la hemos mencionado, una sencilla variante de ésta es cambiar la pimienta de cayena por la pimienta de Jamaica o por pimienta de Java. Otro preparado comercial nos ofrece sal marina con pimienta negra, blanca, rosa, de Jamaica y Sichuan. Podría seguir, pero creo que no es necesario, igual que sobra decir que elaborar tu propia sal de cinco pimientas resulta más económico que comprarla preparada.
Sobre la disposición de los distintos tipos de pimienta, en todas las localidades y ciudades suele haber al menos una tienda o mercado, incluso el mercado semanal, que trabaja con especias, y por supuesto, en las tiendas online son muy fáciles de conseguir.
Con respecto a la sal para mezclar con las cinco pimientas, podéis utilizar desde la sal de mesa corriente a la flor de sal, sal en escamas u otras sales especiales como la sal vikinga que además aportará un toque ahumado. Lo ideal preparar la mezcla y disponerla en un molinillo para que las bayas y la sal se rompan en el momento de condimentar, expresando mucho mejor su sabor y aroma. Además dispondremos de la sal especiada en cualquier momento y lista para usar.

Sal de Cítricos
La sal de cítricos es ideal para aderezar pescados y mariscos, el producto se compone de sal marina, flor de sal, piel de naranja, piel de limón y de lima deshidratada. El grano es bastante grueso y suelto, podemos encontrar pequeños trocitos de la piel de los cítricos que además del sabor, proporcionan unos puntos de color que resultan atractivos a la hora de finalizar los platos que elaboremos.
Casanovas Barcelona nos ofrece una gran variedad de sales gourmet, algunas de ellas son especialmente interesantes, sal de aceitunas, sal de trufa, sal de hierbas mediterráneas, sal de pomodoro, sal de cinco pimientas, sal de azafrán, sal de ibéricos, etc. Por el momento la página oficial de Casanovas se encuentra en construcción, con lo que la venta online todavía no está disponible para aquellos que deseen adquirir sus productos y se encuentren fuera de Barcelona.
Si te encuentras en la ciudad condal y deseas adquirir alguno de los innovadores y exclusivos productos gourmet que la empresa comercializa, puedes acercarte a la tienda que se encuentra en la calle Calabria, 113.

Sal de Curry

Os comentábamos que queríamos que conocierais una nueva sal aromatizada para añadir al recetario de sales para pescados y sales para carnes, entre otras de las que hemos compartido con vosotros, es esta Sal de curry que nos encanta para condimentar nuestras recetas de cremas y purés de verduras.
Estoy seguro de que a muchos de vosotros os va a gustar, la mezcla de especias conocida como curry es una de las que suelen encontrarse en todas las despensas, hubo como una moda y en muchos casos ha sido el empujoncito para introducirse en el mundo de las especias. Para añadir un toque dulzón a esta sal especiada utilizamos el plátano deshidratado, probadla y me contáis que os parece. Recordad que podéis variar las proporciones de curry y plátano a vuestro gusto, y que si os gusta el curry, tenéis que hacer esta salsa.

Ingredientes

7 gramos de plátano deshidratado, 8-10 gramos de curry en polvo, 25 gramos de flor de sal.

Elaboración

Si quieres una sal fina para condimentar los platos, prepara la sal aromatizada triturando también la flor. Lo ideal para hacer esta pequeña cantidad de sal al curry es utilizar el molinillo de café, y tan sencillo como poner los tres ingredientes y triturar hasta obtener un polvo fino.
Según qué platos se vayan a condimentar, por ejemplo si son pescados o carnes, aunque también funciona estupendamente la sal aromatizada bien fina, puede gustar más utilizar la flor de sal o cristales de sal.
En este caso, triturar el plátano deshidratado hasta que esté bien fino y mezclarlo con el curry en polvo y a continuación con la sal.
Guarda la sal en un tarro hermético o en un salero, donde no haya humedad. No olvides etiquetar el tarro para indicar su contenido, una sabrosa y perfumada sal de curry.

Flor de sal del Delta

De las Salinas de la Trinidad en Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) se obtiene la Flor de sal del Delta, comercializada bajo la marca Flor del Delta. Estas salinas marinas que están documentadas desde el siglo XVIII, son las únicas existentes en Catalunya, se encuentran dentro del Parque Natural del Delta del Ebro, concretamente en la punta de La Banya.
Infosa, la empresa dedicada a la producción, extracción, tratamiento, envasado y comercialización de sal marina, cuenta en este espacio con 970 Ha. de explotación sólo accesible a los trabajadores de las instalaciones y únicamente habitada por las aves, algunas de ellas catalogadas en vías de extinción, se trata de un hábitat ecológico, la Flor de sal del Delta cuenta con el certificado de ECOCERT, certificación de sal ecológica de calidad superior.

La Flor de sal del Delta es 100% natural, su cosecha se realiza entre los meses de junio y septiembre, cuando el sol y el viento han facilitado la evaporación del agua. La recolección se realiza de forma artesanal, según nos explican en su web, la flor de sal es la fina capa que se encuentra en la superficie de las salinas tradicionales, la que se precipita al fondo será la sal tradicional.
Como sabemos, la sal es además de un potenciador del sabor, un mineral necesario para nuestro organismo, particularmente la Flor del Delta es apreciada nutricionalmente porque es rica en oligoelementos y minerales, como el magnesio y el potasio entre otros. Dadas sus cualidades, es una sal ideal para aderezar nuestros platos una vez que se sirven, sean crudos o cocinados, esto no quita que la flor de sal se pueda utilizar para cocinar, pero no es lo más habitual ni con esta ni con otros tipos de sal catalogados como gourmet, por ejemplo la sal Maldon.
La razón es la pérdida de parte de sus propiedades nutricionales y su disolución en el medio en el que se ha cocinado, obligándonos a prescindir de su delicada estructura y la potencia de sabor que ofrece en cada bocado.
Flor del Delta cuenta con la imagen del chef del Celler de Can Roca, Joan Roca, que ofrece en la web del producto cuatro recetas básicas elaboradas con las cuatro variedades de Flor de sal del Delta que se comercializan, la Flor de sal natural, la Flor de sal con pimientas, la Flor de sal con cítricos y la Flor de sal con especias.

Sal de enebro

Poco hay que explicar sobre cómo hacer sal de enebro, es más simple que otras sales aromatizadas que os hemos mostrado, pues sólo son estos dos ingredientes los que se deben mezclar, enebro y sal, generalmente la preparamos con flor de sal, pero según qué platos vaya a condimentar y en qué momento, se puede hacer también con sal fina.

Las
bayas de enebro, también conocidas como enebrinas, son en realidad conos femeninos en forma de baya esférica, fruto de la planta leñosa que porta el mismo nombre. Como sabemos, es una de las aromáticas con las que se elabora la ginebra, en cuanto a la cocina, principalmente se incorpora en platos de caza, adobos, encurtidos, salsas… La verdad es que no se encuentra a menudo, al menos en nuestra gastronomía, y personalmente nos encanta.
Sus notas amargas, dulzonas y cítricas nos dan muchas posibilidades, pero hay que reconocer que su aroma y sabor es muy intenso y conviene iniciarse en su consumo con pequeñas cantidades.
La proporción que utilizo para preparar esta sal, que no guardo más de una semana para que no pierda muchos aromas, es de 40 gramos de flor de sal y 2 gramos de bayas de enebro (se puede variar según la intensidad que se desee). La preparación es muy simple, en primer lugar se machacan las bayas en un mortero, y después se mezcla con la sal, guardándola a continuación en un tarro bien cerrado.
Si os preguntáis con qué alimentos la podréis emplear probar la sal de enebro con carne de cerdo y de ternera, con pescados ahumados, con quesos curados, con verduras y con algunas frutas como los cítricos o los frutos rojos.

Flor de sal de Guérande, el caviar de las sales

Hay muchas flores de sal, pero sólo una se cosecha en Guérande. Se trata de un tipo de sal marina extraída del Atlántico en las costas de la Bretaña francesa. Es de grano más bien grueso y aparece con un color gris característico del fondo marino de la región. Muy rica en magnesio y otros oligoelementos, y sin aditivos, se la considera una sal ‘integral’. Además, la flor de sal es resultado de un proceso que también se utiliza en salinas de otras regiones.
Cuando la evaporación del agua salada en las eras produce los primeros cristales de cloruro sódico, algunos de los más ligeros permanecen en la superficie en lugar de depositarse en el fondo. Rápidamente, la película que se forma debe recogerse, mediante un utensilio parecido a un rastrillo sin púas llamado ‘lousse’. Es natural, sin aditivos, la sal ‘integral’ por excelencia.

 


Sal de guindillas

Para elaborar esta sal picante utilizamos:
INGREDIENTES
1 cucharada de sal de Hawaii (sal negra), 1 cucharada de guindilla molida y 3 cucharadas de sal Maldon.
ELABORACION
La proporción de cada uno de los ingredientes hay que adecuarla a los gustos de los comensales, si la deseamos más o menos picante, con más o menos sabor volcánico de la sal negra, con sal gruesa, fina o en escamas, etc.
Además de poderla aplicar en pescados y mariscos, también podemos aplicarla en carnes, verduras o en patatas.

Sal de jengibre, chile y pimienta de Sichuan

De momento hemos condimentado con esta Sal de jengibre, chile y pimienta de Sichuan algunos pescados y mariscos, tanto cocinados a la plancha como con un sencillo marinado, un golpe de molinillo antes de retirar del fuego o en la maceración de langostinos, vieiras, atún… proporciona un punto alegre al paladar. Ya conocéis las propiedades de la pimienta de Sichuan ¿verdad?, el jengibre aporta su toque cítrico y algo picante, potenciado éste por el chile.

Efectivamente es un condimento picante con toque oriental que se ha instalado en nuestra despensa, tan fácil de preparar como podéis ver a continación.

Ingredientes

2 cucharadas de sal en escamas o una sal algo gruesa, 1 cucharada de jengibre molido, 1 cucharada de chile seco picado y 1 cucharada de pimienta de Sichuan.

Elaboración

Poco hay que explicar para que preparéis la sal de jengibre, chile y pimienta de Sichuan, pues simplemente se trata de mezclar los cuatro ingredientes e introducirlos en el molinillo de especias.
Para mezclarlas bien lo más práctico puede ser introducirlas en un pequeño tarro y cerrar con su tapa, agitar hasta que todas las especias y la sal estén bien mezcladas. A continuación ya están listas para introducir en el molinillo y que éste dispense la mezcla recién molida.
La primera vez preparad una pequeña cantidad, utilizando las medidas de una cuchara de postre. Siempre hay posibilidad de variar la proporción de cada especia según los gustos de cada uno, son muy intensas y quizá se prefiera destacar el jengibre y suavizar la pimienta de Sichuan.
Como siempre os comentamos, las recetas están para que cada cocinero las elabore a su gusto. No olvidéis que se trata de una sal aromatizada, por lo que habrá que reducir la adición de sal en los alimentos del plato que se vaya a condimentar con esta mezcla. Ya nos contaréis qué os parece.

Sal kosher

Cada vez es más habitual encontrar recetas que indican el uso de sal kosher entre sus ingredientes, sobre todo se puede ver en blogs de fuera de nuestras fronteras. Quizá tengáis curiosidad por saber qué es la sal kosher y qué diferencias tiene con la sal común.
Como seguramente ya sabéis, kosher (o kasher) es un término yidish (judío o hebreo) que significa ‘puro’, como os indicábamos en el post del Vino kosher, es parte de los preceptos del judaísmo. Para que un alimento se considere kosher debe pasar por una serie de procesos fieles a la religión judía y estos alimentos son los que pueden consumir quienes procesan esta religión.

La
sal kosher no está yodada ni fluorada, se utiliza principalmente para el tratamiento de la carne kosher, para extraer la sangre en el proceso del kashrut (otra de las leyes alimentarias judías es que no pueden comer nada con sangre). Es una sal gruesa, a veces en escamas, y afirman que tiene un sabor más limpio que la sal común, por lo que son muchos los cocineros norteamericanos e ingleses que están adoptando la sal kosher para cocinar.
El problema al principio puede ser la diferencia en sabor y en volumen al adicionar los platos, pues no todas las sales kosher tienen el mismo grosor. Otro problema es utilizarlo en bizcochos u otras elaboraciones porque no se disuelve bien en pequeñas cantidades de líquido. También hay que tener en cuenta el yodo que introducimos en nuestra dieta a través de otros alimentos antes de pasar a consumir sal kosher.

Sal Maldon, cristales de sal de mar puros

Procedente de las salinas del condado de Essex (Inglaterra), la compañía inglesa Maldon Crystal Salt nos ofrece uno de los productos más consolidados en las cocinas profesionales y también en la de los grandes aficionados a la gastronomía, la Sal Maldon, cristales de sal de mar puros.
Hace aproximadamente diez años que el mercado español dispone de este condimento que data de la época de los romanos en Gran Bretaña, y año tras años multiplica sus ventas en nuestro país, nos situamos como los segundos mayores consumidores a nivel mundial, por detrás de Reino Unido, en España se distribuyen anualmente más de 150.000 kilos de Sal Maldon, según afirma Guzmán Gastronomía, el distribuidor en exclusiva de este producto en nuestro país.
La Sal Maldon es una sal en escamas o flor de sal de elaboración artesanal que sólo se recolecta cuando se dan las condiciones climatológicas específicas que colaboran en la formación de una fina capa de cristales. Su proceso es posteriormente muy cuidado para ofrecer a los consumidores un auténtico producto gourmet, de pureza natural.
Estos cristales de sal de mar son ideales para acentuar el sabor de nuestros platos una vez que ya están cocinados, carnes, pescados, foies… sobre todo cuando se hacen a la plancha o a la parrilla, realzan su sabor sin necesidad de condimentar con tanta cantidad como si utilizáramos sal común, además nunca deja ese regusto amargo que a veces nos ofrecen otros tipos de sal.
Este producto se encuentra en tiendas gourmet, en envases de 250 gramos a un precio que ronda los 6 euros y la verdad es que da mucho de sí.

Sal Maldon Ahumada

A finales del pasado año empezó a elaborarse un producto que en breve estará en todas las cocinas, tanto profesionales como particulares, ya que se trata de un ingrediente que realzará el sabor de muchos de nuestros platos, hablamos de la Sal Maldon Ahumada.
Guzmán Gastronomía, distribuidor en exclusiva de Sal Maldon Ahumada en España, ya ha recibido la primera partida para empezar a distribuir, a partir del próximo mes de marzo, esta nueva variedad de sal en escamas gourmet.

La Sal Maldon Ahumada ofrecerá a nuestros platos un toque de sofisticación proporcionando un sutil aroma y sabor ahumado. Esta nueva variedad se obtiene a través de un proceso de ahumado artesanal, para el que utilizan madera de roble inglés. No se utilizan conservantes ni aditivos y durante su elaboración cumplen con el programa de sostenibilidad ambiental del British Forestry Council.
Recordamos que la sal Maldon, elaborada por la compañía inglesa Maldon Crystal Salt, procede de las salinas del condado de Essex (Inglaterra).

Sal marina pura
Se encuentra en cristales gruesos o en forma más molida. Tiene un sabor fuerte y es rica en yodina, que es muy importante para la dieta. A causa de su fuerte sabor, la sal marina se debe utilizar en menos cantidades que la sal común para la cocina. Como regla, utilice dos tercios de la cantidad que diga la receta, a no ser que se indique la utilización de sal marina. Para el uso de la mesa se debe moler la sal gruesa marina en un molinillo, que es similar al de la pimienta.

Sal negra de Hawai


La sal negra de Hawai, denominada Perla Negra, es la que hemos utilizado en la elaboración de nuestra sal de guindillas. Hay más tipos y procedencias de sales negras, pero hoy vamos a hablaros de la que nos proporciona Hawai Kai Corp.
La sal negra de Hawai o Perla Negra se recoge manualmente en la isla de Molokai, está compuesta por sal marina y carbón vegetal activo (utilizado como digestivo y antitóxico entre otras cosas). Tras un depurado proceso, logran una sal de grano grueso, brillante y con una textura crujiente.
Proporciona un sabor salado limpio, ligeramente ahumado, su aroma puede parecer sulfurado y su presentación en el plato, para acabados de pescados o mariscos (genial con carpaccios), patatas o carnes, siempre buscando el contraste de colores, resulta elegante y exótica.
Es una de las sales más apreciadas en la alta cocina, muy utilizada por los grandes chefs, también podemos disfrutarla en casa. Se comercializa en pequeños envases de cristal con tapón de corcho que, aunque puedan parecer pequeños, dan mucho de sí. En la red hay varias tiendas que disponen de ella, el precio ronda los 5 euros.
Además de las aplicaciones tradicionales, a nosotros nos encanta espolvorear un poco de sal negra en los huevos, sean fritos o poché, la combinación de colores es muy llamativa, contrasta texturas y el sabor es una delicia.
La verdad es que hay tantos tipos de sal, que un mismo plato puede ofrecer muy variados matices dependiendo de la sal con la que lo condimentemos.

Sal de perejil

Para hacer la sal de perejil hemos utilizado la flor de sal de d’Es Trenc, le da nombre una playa virgen de Mallorca, pero podéis utilizar vuestra flor de sal preferida, seguramente la sal gourmet más común en todos los hogares sea la sal Maldon.
Para preparar el agua de perejil con la que aromatizar la sal, tendrás de sobra con 100 mililitros de agua y 30 gramos de perejil, con esta cantidad ya es fácil de triturar con la batidora. Pica el perejil para que no se enrede con las cuchillas y añade el agua, tritura y después cuela para extraer el agua de perejil.
Pon en un platito la cantidad de sal que desees aromatizar y empápala con el agua de perejil, añade el líquido poco a poco para no excederte y ve mezclando con la sal. Si te has pasado de líquido, añade un poco más de sal. Debe quedar húmeda pero no ‘nadando’ en el líquido.
Esparce bien la sal y coloca el plato en un lugar cálido para que termine de secarse y en una zona que no sea susceptible de que se ‘ensucie’. En invierno irá bien ponerlo sobre la calefacción, en época de calor puedes ponerlo sobre el frigorífico.
Durante el secado, ve moviendo la sal de vez en cuando y cuando esté completamente seca, como antes de añadirle el líquido, ya tienes tu sal de perejil lista para aderezar tus comidas.
En caso de querer potenciar más el sabor del perejil en la sal, puedes repetir el procedimiento otra vez.

Flor de sal picante

La sal aromatizada que hoy queremos compartir con vosotros es una combinación de pimientas y bayas con flor de sal, idea tomada de la línea de sales Soso Factory, de la que os hablamos cuando conocimos la sal rosa (flor de sal, hibisco, pimienta negra, pimienta rosa, pimentón ahumado y cebolla). Es la flor de sal picante, o lo que es lo mismo, una sal de cinco pimientas que como os comentamos, se puede formular con distintas especias y sales.
Recomiendan esta sal picante para condimentar carnes, pescados, mariscos, guisos, pastas… personalmente nos parece ideal prácticamente para cualquier plato al que desees aportarle un punto picante diferenciado, sobre todo, y según nuestro paladar, por la personalidad que tiene la pimienta rosa, y el carácter picante de la pimienta de Sichuan.

Ingredientes

2 Tbsp flor de sal, 1 Tsp pimienta negra, 1/2 Tsp pimienta rosa, 1 Tsp pimienta blanca, 1/2 Tsp pimienta de Sichuan, 1 Tsp pimienta de Jamaica.

Elaboración

En los ingredientes os mostramos la proporción de cada pimienta que incorporamos a la flor de sal (tomando las cucharas medidoras como unidad de medida), pero esta se puede variar al gusto, como siempre, es el gusto personal el que debe quedar satisfecho, así que por ejemplo, si la pimienta rosa os parece que adquiere mucho protagonismo en los platos, se puede poner menos cantidad, o si se desea añadir más picante electrizante, añadid más pimienta de Sichuan.
Para preparar esta sal aromatizada, si queremos conservar la flor de sal en copos más grandes, es imprescindible moler las especias antes de hacer la mezcla. Recordad que comprar las especias enteras es mejor que comprarlas molidas, se conservan mejor, y su sabor y aroma se expresa mejor si están recién molidas, aunque después la sal aromatizada se vaya a conservar varias semanas, pues al moler las especias y mezclarlas con la sal, ésta ya se está impregnando de sus aceites esenciales.
Así pues, una vez trituradas todas las especias en el molinillo de café o en un de mortero, se mezcla con la sal y se pasa a un tarro con tapa hermética para una mejor conservación. Agitar para mezclar bien y listo.
Si queréis que la sal picante sea más fina, moler la sal junto a las especias. Se podría utilizar la sal fina tradicional, pero como sabéis, la flor de sal es más delicada para el paladar y más apropiada para preparaciones especiales.

Sal de pimienta de Sichuan y salvia

Seguramente conocéis la pimienta de Sichuan, una especia procedente de China que en realidad no es pimienta, sino una vaina del fruto de un árbol de la familia de los cítricos, os lo contábamos en el post Pimienta de Sichuan. Tiene un toque cítrico, algo picante y una característica muy particular, provoca sensación de hormigueo en el paladar, pero no os preocupéis que no se aprecia apenas en esta Sal de pimienta de Sichuan y salvia que queremos que probéis.
Predomina el sabor y el aroma de la salvia, una hierba aromática que nos encanta y consideramos que se le saca poco provecho en cocina, su versatilidad podemos equipararla a la del tomillo, el romero o el orégano. En este caso lo hacemos con una sal con la que podemos proporcionar sabor y aroma a carnes y pescados. Una propuesta es hacerla con sal gorda y utilizarla para frotar la carne de un asado antes de hornear, también se puede hacer con flor de sal o sal fina y condimentar, por ejemplo, un filete de pollo, pavo, cerdo o ternera (es así de versátil) al retirarlo de la sartén. Recordemos que combinar las especias con la sal nos ayuda a reducir el consumo de esta última.

Ingredientes

4 c/s de salvia seca, 1 c/s de pimienta de Sichuan, 2 c/s de sal gruesa, piel de limón o de mandarina (rallada y seca).

Elaboración

Como la mayoría de preparaciones de sal aromatizada la elaboración es muy simple. Hay que tener en cuenta, si se incorpora piel de cítricos (se pueden variar e incluso combinar, lima, limón, naranja, mandarina…), que debe estar bien seca, una buena forma de hacerlo es, después de lavar muy bien la fruta, rallar la piel y extenderla en un plato. Dejándola en un lugar cálido, al día siguiente estará bien seca.
La salvia seca la encontramos en herbolarios o tiendas especializadas, a no ser que hayamos secado salvia fresca, en cualquier caso disponemos de las hojas de esta planta y hay que triturarlas junto a la pimienta de Sichuan, se puede hacer en el mortero, pero quedará más fino rápidamente utilizando el molinillo de café.
Así que una vez que se haya secado la piel de cítricos, y triturado la pimienta de Sichuan y la salvia, mezclarlas en un tarrito cerrándolo y agitando. Añadir la sal, volver a agitar y listo.
Etiqueta el tarro de la sal aromatizada con pimienta de Sichuan y salvia, indicando también la fecha de la preparación. Conservar en lugar seco, como el resto de aromáticas, especias y sales.

Sal de pimiento asado

Podéis dar un repaso a la lista de Sal aromatizada para ver que podemos hacer sales caseras, muy sencillas y económicas, que aporten distintos matices a nuestros platos, ya no sólo de sabor, generalmente también aportan un toque de color que hace más atractivas las presentaciones. Pues bien, la sal de pimiento asado no es que tenga un color muy llamativo, pero cambia, tanto en aspecto como en el sabor que esta sal aportará al alimento que aderecemos con ella.

Para hacer sal de pimiento es muy fácil, sólo tenéis que preocuparos de recoger el jarabe que desprenden los pimientos asados y elegir la sal que queréis aromatizar. En este caso hemos escogido la Flor de sal del Delta, pero también podéis utilizar la sal Maldon e incluso una sal fina.
Para hacer la sal de pimiento asado hay que impregnar la sal, la cantidad que deseemos, con el jugo de los pimientos, conviene extender la sal en un plato o bandeja e ir dejando caer gotas de jugo y mezclando para que la vaya absorbiendo, no hay que encharcar la sal.
Posteriormente, y tras extender bien la sal en el plato, la dejamos secar en un lugar que desprenda algo de calor, como ejemplo podemos mencionar el radiador. Recuerda moverla de vez en cuando. Una vez que la sal vuelve a su estado seco, aunque con un poco de color, volvemos a repetir el proceso para intensificar el sabor del jugo del pimiento, y de nuevo dejamos secar.
La sal de pimiento asado estará lista para su uso, consérvala en un recipiente y donde no haya humedad. Pruébala sobre un trocito de queso fresco, por ejemplo, y si crees conveniente dale otro ‘baño’ de jalea de pimiento asado. Sobre el tiempo que puede tardar en secarse, depende de la cantidad de sal que hayas preparado, la cantidad de jugo que le hayas añadido y el calor que reciba. Siempre se puede acelerar el proceso si utilizas el horno a baja temperatura para secar la sal.

Sal roja de Hawai

La sal roja de Hawai destaca por su color, pero también por su contenido en minerales, superior al de otras sales. Se conoce también como alaea precisamente por ser uno de los componentes de esta sal, se trata de la arcilla volcánica ‘sagrada’ hawaiana, utilizada tanto para enriquecer este condimento que después se aplicará a los alimentos, como para limpiar, purificar o bendecir objetos y lugares (según sus creencias), siendo usada también con fines medicinales.
La alaea proporciona a la sal el característico color rojo que puede ser algo variable, desde el anaranjado hasta el marrón. Su olor no es demasiado agradable, pero una vez en el plato, al saborearla condimentando carnes o pescados, podemos percibir, además de su atractivo visual, sabores suaves que nos recuerdan a los frutos secos, como a las nueces.

La
sal roja de Hawai es sal natural del Océano Pacífico a la que se le añade la alaea o arcilla volcánica de los pozos formados por los ríos de la isla con el mar. Nos llega como la sal negra de Hawai o Perla Negra, de la isla de Molokai, como os comentamos en su momento, ésta se combina con carbón vegetal activo. Cabe destacar que podéis encontrar otras sales rojas del archipiélago de Hawai, pero la más apreciada es la de Molokai.
Cada una tiene su sabor y sus cualidades, en el caso de la sal roja, lo que se valora especialmente es su aportación de óxido de hierro, pero además, adjudican a su composición la posesión de unos 80 minerales y oligoelementos, beneficiosos de forma equilibrada para la salud humana, como sabemos, son elementos químicos esenciales.
La sal roja de Hawai se considera una de las más puras por su lugar de origen y el respeto de esta naturaleza en su producción. Actualmente podemos encontrarla con mucha facilidad en muchas tiendas de productos gourmet, así se considera dadas sus cualidades y su precio, bastante más elevado que otros tipos de sal, aunque a día de hoy son muchas las consideradas ‘sales de selección’.
La variedad en el mercado de sales rojas o alaea, motiva a probarlas, pero personalmente, la que más nos ha gustado hasta el momento es la primera que conocimos, tanto por su presentación como por su calidad y sabor. Hay sal roja de distinta granulometría, nosotros nos quedamos con la más gruesa de las que ofrece Hawaii Kai, al menos por el momento, ¿y vosotros?

Sal de romero, mostaza y naranja

La Sal de romero, mostaza y naranja es una sal especiada que nos encanta para terminar algunos platos, generalmente la utilizamos para carnes, muy habitualmente en carne de cerdo, pero de verdad, si hacéis esta sal aromatizada probadla en lo que os apetezca a vosotros, seguro que obtenéis un plato más sabroso y perfumado.
Lo que sí os recomiendo es que la apliquéis antes de retirar del fuego para que el calor pronuncie los sabores y aromas de las especias y la piel del cítrico. Esta Sal de romero, mostaza y naranja se sumará a vuestra despensa de especias y sales variadas, si os gusta la combinación de sabores que ofrece, nos encantará que nos lo hagáis saber.

Ingredientes

30 gramos de cristales de sal (sal Maldon), 3 gramos de semillas de mostaza, 1 gramo de romero seco, 1 gramo de piel de naranja rallada seca.

Elaboración

Para disponer de la piel de naranja rallada seca, no siempre preparamos de una vez una gran cantidad de la misma, sino que cada vez que vamos a comer una naranja, antes de pelarla la limpiamos bien y la rallamos. Bien extendida en un platito y dejándola en un lugar seco y protegido, se seca rápidamente, de un día para otro se puede utilizar para hacer la sal y en menos tiempo se puede utilizar para otras elaboraciones en las que no sea tan importante que esté muy seca.
Por si no tenéis báscula de precisión, la cantidad de piel de naranja de esta receta de sal aromatizada es de dos piezas aproximadamente, el gramo de romero seco equivale aproximadamente a una cuchara de postre (no colmada), más o menos igual que la mostaza. No os preocupéis en exceso por las cantidades exactas, pues puede gustaros pronunciar más un sabor que otro, equilibrar la armonía de sabores a vuestro gusto.
Una vez que tienes los cuatro ingredientes, empieza moliendo en el mortero las semillas de mostaza y el romero. Se podría utilizar mostaza en polvo, pero nosotros preferimos las semillas y dejar algunas de ellas rotas, no molidas totalmente.
A continuación incorpora la piel de naranja seca y mezcla bien, finalmente añade la sal (cristales, escamas, sal fina… la que prefieras). Ya tienes la Sal de romero, mostaza y naranja lista para utilizar, guárdala en un tarro de especias o en un salero preservado de la humedad.


Tomato